Prensa

 

 

 

Según un estudio, las mujeres se deprimen más que los hombres cuando tienen puestos de mando. Una especialista analiza el rol de la mujer y el liderazgo.

Si sos mujer, ¿te cuesta más ocupar una posición de liderazgo? ¿Te deprime tomar decisiones difíciles? ¿Sentís que, además de tu trabajo, debés enfrentar prejuicios y superar estereotipos? Estas son algunos de los interrogantes que se planteó un grupo de científicos de la Universidad de Texas, Estados Unidos, al encarar su investigación. El resultado fue que las mujeres se deprimen más que los hombres cuando tienen puestos de mando en el trabajo. Y las causas, precisamente, tienen que ver con estereotipos, prejuicios y los roles de género dominantes.

Para el estudio -realizado en 2004- entrevistaron a 1.300 hombres y a 1.500 mujeres, primero en 1993 y luego en 2004, cuando tenían entre 54 y 64 años.

Algunas conclusiones que emanan de esa investigación son: los hombres tienen más flexibilidad para elegir cuando empiezan y terminan su jornada laboral que las mujeres, y sufren menos control en la oficina; las jefas deben lidiar con más tensiones interpersonales y vencer más resistencias por parte de los subordinados, los colegas y los superiores; como se asume que los hombres tienen una capacidad “natural” para ser líderes, las mujeres deben esforzarse más para llegar a altas posiciones. Y cuando llegan, su derecho a estar en ellas es continuamente cuestionado.

Sobre este tema, consultamos a la psicóloga Inés Olivero, co fundadora de la Fundación para la Asistencia de Personas Adictas a Personas (Fundapap).

- ¿Les cuesta a los hombres aceptar el liderazgo de una mujer?

- Creo que es así como está planteado. Aún hoy se siente, aunque ya no se proclame, que es deseable que la mujer mantenga el segundo lugar, de cooperación y sostén de la tarea. Por lo tanto, resulta urticante verla en un lugar directivo y de conducción.

- ¿Cuáles podrían ser los motivos?

- Considero que estamos ante una brecha conceptual y las denominaciones con qué nombramos hechos y circunstancias corresponden a uno u otro lado, según la posición tomada. 

a) En un mundo donde reina el “poder sobre” y el modelo se expresa en el par polar “sometedor-sometido” triunfan las armas del imaginario masculino, de conquista, primacía, competitividad y resultado, aunque estas sean ejercidas por hombres o mujeres. 

b) Del otro lado, el horizonte avizora una nueva posibilidad, apoyada en la cooperación, la solidaridad, el diálogo y la sumatoria de energías para desplegar el proceso, o sea el “poder con”. En este lado de la mirada, no importa el resultado como meta, sino como consecuencia de los pasos previos. Es un modelo de integración, de consenso, de resonancia y empatía. Aquí se expresa el imaginario femenino de la humanidad. 

- ¿Cuándo y cómo construyó nuestra sociedad aquel estereotipo de hombre fuerte y mujer débil?

- No conozco este dato con precisión, pero se supone que cuando la humanidad dejó de ser nómade para afincarse y comenzar a trabajar la tierra. En una primera instancia la ignorancia hizo crecer un halo mágico alrededor de la mujer -capaz de traer hijos al mundo- sin conocer la causa, luego, poco a poco fueron apareciendo las respuestas y la mujer perdió esa condición tan especial. Cuando la agricultura se desarrolla, la fuerza física pasó a ser de máxima importancia, allí la mujer quedó en ese segundo lugar, dándole el mote de débil con el que se identificó plenamente. Pero también, comenzó su juego oculto de poder, a través de la manipulación desde el lugar de la víctima.

-¿Ser capaces de mandar es visto como poco femenino?

- Creo que las mujeres tenemos que aprender a mandar de un modo propio, genuino, con capacidad para unir, no para separar. Por supuesto que será juzgado, criticado y boicoteado, pero aún así hay que continuar. Nos estamos re-construyendo a nosotras mismas y a nuestro entorno. Se me ocurre que podemos hacer un gran aporte a la sociedad disminuyendo los niveles de violencia, de destrato, de separativismo, de venganza y autoritarismo en que fuimos cayendo por un exceso de masculinidad tóxica. Salir de la noción de escasez y habilitar nuestro derecho a la abundancia nos permitirá dar ese salto tan esperado. Pero para eso…

- ¿La mujer debería renunciar a su feminidad para que le reconozcan autoridad y liderazgo?

- ¡Qué terrible sería esa renuncia! Es más, así como la fuerza física fue un valor en los comienzos del sedentarismo, la capacidad amorosa para resonar, empatizar, dialogar y realizar procesos conjuntos es la llave del cambio para todos los seres humanos. Y así como, por aquel entonces, los hombres tuvieron más facilitada su relación con la potencia física, hoy, somos las mujeres las que estamos más cerca del potencial emocional, intuitivo, creativo y solidario que tanta falta le hace a la humanidad, y podemos impulsar a los hombres a conocerlo y usarlo también.

-¿Qué deberían hacer las mujeres para enfrentar estas situaciones con mayores posibilidades de éxito?

- Este proceso de transformación profunda implica tolerar las torpezas de los novatos, el resentimiento de quienes se oponen y los errores por ignorancia, implica la tolerancia a la propia frustración. La primera tarea consiste en “enamorarnos de nosotras mismas”. Tanto los hombres como las mujeres somos seres sagrados, únicos e irrepetibles, si nos ocupamos cada uno de desocultar nuestros talentos, haremos emerger una nueva calidad del “fenómeno humano”, como lo llamaba Theillard de Chardin. Los seres humanos tenemos que aprender a cooperar unos con otros, aportar nuestros dones y recibir de los demás los suyos, así, haremos un valioso entramado, un entretejido energético variado y original, que incluye el ejercicio del poder real, sin tener que pedir permiso para ejercerlo.

María Inés Pérez de Olivero Licenciada en Psicología, psicoanalista de adultos, especialista en psicología transpersonal. Cofundadora y presidenta de Fundapap, coordina talleres de espiritualidad y de reflexión para adultos mayores. Es autora del libro “Qué decimos cuando hablamos. Parecido no es lo mismo” y coautora de “Adicción a las personas. Codependencia y recuperación”. Docente de la Fundación Columbia Borges 2020.

 

 

 

 


Nota Diario La Capital | 22 de Agosto 2014
Adicción a las personas Siguiendo al adulto niño
lacapitalsiguiendoaladultonino


Revista Uno Mismo | 14 de Julio 2014
Un llamado a despertar

 


Revista Sophia | Julio 2014

Si te hace mal, no es amor

SOPHIA, JUL. 1

 

 

SOPHIA, JUL. 2

 

 

SOPHIA, JUL. 3

 

 

4

 

 

5

 


Revista Elle | Junio 2014
Viagra Femenino – Enciende mi Fuego

Viagra femenino 1
Viagra fem. 2
Viagra fem. 3
Viagra fem. 4

 

 

 


La Vidriera OnLine | Junio, 13 2014
¿Que es la adicción a las personas?

Captura de pantalla 2014-06-13 a la(s) 07.35.52 p.m.
ver entrevista


 

3K Todo Noticias | Mayo 8, 2014
Nuevo libro “Adicción a las personas” y talleres de Fundapap

La obra emprendida en el año 2000 por sus fundadoras Mónica Pucheu e Inés Olivero, profesionales de la salud mental, se identifica profundamente con un espíritu transformador, alimentado por un trabajo diario y constante en la asistencia y recuperación de personas adictas a personas. Ambas profesionales son además autoras del libro “Adicción a las personas” presentaron este título: “Adicción a las personas” en la Feria del Libro ​ de Buenos Aires. ​

Cuando la autoestima depende de la mirada del otro, el poder personal puede ser otorgado, quitado o perdido. De este modo, la persona se transforma en el deseo del otro, es decir, en un simple objeto. Sus intereses personales no solo van perdiendo vigencia, sino que se desdibujan en medio de una neblina emocional.
¿Existe una salida a las relaciones adictivaimage001s y codependientes que nos anulan? ¿Es posible recuperar la individualidad, dejar de satisfacer el deseo de los demás, romper con una implicación que nos somete, nos hace padecer y nos condena a una vida mezquina?
Si, es posible. En este libro, la Dra Mónica Pucheu y la Licenciada Inés Olivero nos guían por el camino de la recuperación, proponiéndonos como punto de partida el reconocimiento en nosotros mismos de las conductas adictivas que nos llevaron a generar vínculos tóxicos.

Vivimos en un sistema que promueve la solución del arreglo rápido con gratificaciones efímeras que solo llevan a la desolación y la desesperanza, un modelo que no satisface las necesidades afectivas básicas.

Surge así un gran vacío existencial que se refleja en todos aspectos de la vida, sostenido por la falta de autoestima y valor.
Este vacío existencial lleva a buscar la aceptación a través de la mirada del otro creando vínculos infantiles dependientes donde se pretende la seguridad, la valía y el amor que no se tuvo en la infancia.

Ante tales exigencias los vínculos están condenados al fracaso, y muchas veces matizados de grandes dosis de violencia física, psíquica y moral.
En la recuperación se aprende a conocer los defectos y las virtudes y a valorarse a sí mismo como: seres sagrados en proceso.
Solo entendiendo este valor es posible abrirse a vínculos más adultos basados en el respeto y en el crecimiento personal mutuo.

La violencia entre los miembros de la pareja, el maltrato infantil, y el abuso en todas sus expresiones, surgen en el seno de una familia disfuncional. En estas familias, donde los adultos por diferentes carencias (psíquicas, físicas o por adicciones) no pueden ejercer los roles de cuidado, protección y guía de sus hijos, los menores se ven obligados a sobreadaptarse para sobrevivir. Estas compensaciones producen consecuencias muy destructivas en el crecimiento emocional.

FUNDAPAP es una asociación sin fines de lucro, cuya actividad está orientada a facilitar el desarrollo del conocimiento y la recuperación de las personas en general, y pacientes en particular, afectados por la adicción a personas y/o la codependencia. Entendiendo que codependiente es aquel que ha permitido que el comportamiento de otra persona le afecte y se obsesiona por controlar dicho comportamiento hasta que su vida se torna ingobernable.

FUNDAPAP no tiene sponsors, se mantiene con las contribuciones de los integrantes. Ofrece a la comunidad grupos de asistencia y recuperación supervisados y dirigidos por sus fundadoras, con un equipo de coordinadores seleccionados que llevan tiempo en su propio proceso de recuperación.

Los grupos funcionan los días Martes y Jueves de 19.00 a 21.00 hs y Sábados de 10.00 a 12.00 hs en Casa Polaca, Borges 2076, al fondo subsuelo, Sum (Salón Usos Múltiples) – CABA

ver portal

 


Entre Mujeres | Abril, 11 2014
Psicología | Los Codependientes ¿Sos una persona adicta a las personas?
por Vanesa López


Captura de pantalla 2014-04-11 a la(s) 05.19.51 p.m.Captura de pantalla 2014-04-11 a la(s) 05.15.54 p.m.
por Vanesa López

pareja-pelea-discusion-getty-separacion-divorcio_MUJIMA20130820_0009_38

La adicción a personas o la codependencia es algo más común y problemático de lo que pensamos. Aparece cuando alguien permite que el comportamiento del otro lo afecte y se obsesiona por controlarlo hasta que su vida se torna ingobernable. Hablamos sobre el tema con dos expertas, que nos ayudan a detectar los signos de que algo anda mal.

No es algo nuevo. De hecho, una psicóloga y una psiquiatra lo vienen estudiando desde hace 14 años: muchas personas son adictas a las personas. Inés Olivero y Mónica Picheu se metieron de lleno en el tema, crearon FUNDAPAP, una fundación para ayudar a quienes viven esta problemática, y escribieron el libro “Adicción a las personas”.

Leer entrevista completa Click Aquí

 

 


 

 

Diario La Prensa | Marzo, 7 2014
Libros | Vínculos que no hacen bien.
LA PRENSA, 7 DE MAR.

 

 


 

 

Revista Uno Mismo | Febrero 2014
Maltrato Cotidiano…Abuso Verbal…Violencia Emocional…
Adicción a las personas

Portada copia
Hoja_1 copia
Hoja_2
Hoja_3 copia
Hola_4 copia

 


 

 

Programa “Temprano para Tarde” | Canal 26- Lic. Inés Olivero, Julieta Camaño y Carlos Polimeni | Diciembre 2013

WP_20131217_005.jpg 3 (2) nueva
WP_20131217_006.jpg 2 (2) nueva

 


 

 

Revista Uno Mismo | Abril 2013
Ver nuestros vínculos

EDIT_Scan_Pic0047 copia

EDIT_Scan_Pic0048 copia
Scan_Pic0049
Scan_Pic0050
Scan_Pic0051

 


 

 

Revista Uno Mismo | Diciembre 2012
El poder de las palabras

EDIT_unoMismo_eidt_dic2012
Scan_Pic0038
EDIT_Scan_Pic0043 copia
EDIT_ Scan_Pic0044 copia
Scan_Pic0045

 


 

 

Conversaciones con Inés Olivero | Diario La Capital | Mar del Plata 2012

 

1º) Estoy mal y la culpa…¿la tienen los otros? Mayo 22, 2012 Conversaciones | La Capital
2º) Y yo…¿qué puedo donarles a los demás? Mayo 29, 2012 Conversaciones | La Capital
3º) ¿Por qué tengo que ser como fulano? Junio 5, 2012 Conversaciones | La Capital

 

4º) Pistas para una búsqueda espiritual Junio 12, 2012 Conversaciones | La Capital
5º) Un tiempo para aprender a dar Junio 19, 2012 Conversaciones | La Capital
6º) El otro lado de la juventud eterna Junio 26, 2012 Conversaciones | La Capital

 

7º) Todos dejaremos una huella Julio 3, 2012 Conversaciones | La Capital
8º) Des-vivirseporotros Julio 10, 2012 Conversaciones | La Capital
9º) Complicidades perjudiciales Julio 17, 2012 Conversaciones | La Capital

 

10º) No ser manipulados Julio 24, 2012 Conversaciones | La Capital
11º) Vivir la incertidumbre Agosto 1, 2012 Conversaciones | La Capital
12º) Eso no lo puedo perdonar… Agosto 7, 2012 Conversaciones | La Capital

 

13º) ¿Soy reprimida/o por elegir con quién y cómo? Agosto 14, 2012 Conversaciones | La Capital
14º) ¿Es lícito demandar más atención? Agosto 21, 2012 Conversaciones | La Capital
15º) ¿Y si yo también abandono todo…? Agosto 28, 2012 Conversaciones | La Capital

 

16º) El primero en maltratarme soy yo mismo Septiembre 28, 2012 Conversaciones | La Capital